Páginas vistas en total

domingo, 14 de enero de 2018

EL PARAISO DEL GRAFITERO



Un fin de semana de finales de febrero, en el que hacia un tiempo más propio de verano, Nefertari y yo, cogimos el coche con rumbo desconocido, y después de una vuelta encontramos esta gran fábrica.
Sabemos su historia porque nos la conto una señora mayor muy amable, que había trabajado en ella cuando estaba en funcionamiento. Asi que gracias desde este humilde blog, por perder un poco de tiempo con nosotras. Gracias.

La fábrica se dedicó en sus buenos tiempos a la fabricación de pinturas de látex y embases metálicos para las conservas. Funcionó durante muchísimos años y todas sus empleadas eran mujeres, unas 200. Perteneció a dos hermanos, pero cuando falleció uno de ellos, heredó  su hijo, que no parecía muy dispuesto a luchar por la empresa como lo hizo su padre en vida, entonces su tío cansado, de tirar él solo, se desvinculó de ella y montó otra fabrica en otro Polígono Industrial. Con lo cual, la empresa fue de mal en peor hasta su cierre…

No vamos a comentar las fotos porque hablan por sí solas, pero saludar desde aquí al graffitero con el mantuve una charla distendida, era muy agradable y un gran graffitero, no un chapuzas de esos que solo saben manchar. (Ahora si veo lo que querías reflejar con tu arte graffitero).
Y a día de hoy esto es lo que nos encontramos 























































Buen trabajo sí señor, aquí tienes tu obra expuesta como te dije que haría.



Y aquí lo dejamos compis, nos vemos en la próxima parada.

Chao.