Páginas vistas en total

jueves, 26 de julio de 2012

Paseando por el jardín de San Carlos.

Hola, de nuevo por aqui.

Construido en el S.XIV, como castillo defensivo fuera de las murallas, para defender la Marina junto con el Castillo de San Antón. Se uniría a la ciudad en el S. XVI. Éste parque contenía un polvorín que estalló, y fue abandonado hasta que en el S. XVIII, lo recupera como jardín D. Carlos de Croix.
Aquí se ve perfectamente como era allá por el año 1902, 

En esta otra ya si se que data del año 1911,en la cual vemos como este bastión protegía la ciudad del ataque enemigo, que junto con sus murallas hacían una buena fortaleza.

El edificio que se ve al final es el Hospital Militar, Pero ese ya tendrá su entrada.
En 1956 le dieron una buena limpieza a las murallas del Parrote como son conocidas.
Han pasado 33 años, año 1996 y como se, ve la expansión de la ciudad, arrancó al mar toda su dimensión, haciendo La Solana y el Paseo Marítimo. Ahora estas murallas y como siempre por culpa de la mano del hombre ya no volverán a sentir el sabor salado del mar directamente sobre sus piedras.
Pero bueno es lo que tiene el progreso se pierden unas cosas y se ganan otras, aunque bien es verdad, que casi siempre se pierde más, de lo que se gana.

Pero ahora vámonos al Jardín de San Carlos propiamente dicho, contaros que fue declarado en 1944, Conjunto histórico-artístico como (B.I.C) Bien de Interés Cultural, junto con sus murallas.

Podíamos denominarlo como un parque romántico, siempre se ve alguna parejita paseando por el o simplemente charlando sentada en un banco u observando las vistas con las cuales nos deleita desde su mirador, el cual es usado a menudo por turistas y autóctonos para sacar buenas fotos del Castillo de San Antón o del Trasatlántico atracado en ese momento en el muelle, o simplemente hacer una buena panorámica del puerto.

Cuando un Trasatlántico hace aparición en la ciudad es muy habitual ver el parque lleno de turistas sobre todo si son ingleses, ya que allí está la tumba y el busto del General Sir John Moore.

Qué, vamos entrando? Vamos acompañadnos, a ver qué os parece.
Aquí vemos el escudo que está en la derecha de la puerta de entrada.
En esta foto vemos como era en 1890, con la tumba – sepulcro del General Moore.
Esta otra es del 1900.
La misma imagen de la anterior, con la diferencia de 112 años después, al final del pasillo se ve la tumba de Sir John.

Aquí la vemos en 1905.
Ésta ya data del 2012.
La placa y el sepulcro de Sir John Moore. El reportaje fotográfico se hizo el mismo día que atracó al puerto el trasatlántico Queen Elisabeth, esa corona que veis en la foto la depositaron unos veteranos de Ejercito Británico que venían en el trasatlántico.

La entrada al sepulcro está cerrada con un candado, las llaves las tienen el consulado británico o D. Javier Fariña (el jardinero), sólo se abre en actos oficiales en homenaje a Moore, o cuando lo visitan alguna autoridad británica.

El mausoleo, pertenece a Patrimonio. En 1854 el Ayuntamiento de La Coruña, pidió una subvención al británico de 2.000 libras, para el mantenimiento del Cementerio Británico y este mausoleo. 

El sepulcro es considerado por los británicos, como un homenaje al militar invicto, aunque también es una cripta subterránea, una losa es lo que da acceso a ella, la cripta es de adobe, en ella hay muchos cónsules británicos con sus esposas e hijos, no se sabe el número exacto, porque las inscripciones ya ni se leen por culpa de la humedad y el tiempo pasado, en una lapida sí se puede leer: Aquí yacen los restos mortales de Diana, esposa de D. Ricardo Bartlett, cónsul de S. M. Británica en La Coruña. Falleció el 17-9-1830, a los 33 años.

Aquí vemos una foto con la garita y el busto de Sir John Moore.
Comentaros que el General, falleció en una pequeña casa de Los Cantones, tras ser herido en la batalla de Elviña, en la que se enfrentaron los ejércitos más poderosos de la época, los ingleses y los franceses y que cada año los fusileros franceses realizan unas salvas en su honor.
El edificio de la foto, es el Real Archivo de Galicia, que como veis está situado en el mismo jardín.

Uno de los rincones del parque.
La fuente el mirlo y los arcos del Real Archivo de Galicia.
Diferentes miradores para ver la bahía.
En la foto siguiente ya vemos como es el mirador desde dentro del parque.
Los murales son dos poemas el de la derecha es de Rosalía de Castro, titulado: “En la tumba del General Sir John Moore”. El cual fue una propuesta del alcalde de la época Manuel Casas, se acordó colocar el 14 de julio de 1927. 
Y el de la izquierda de Charles Wolfe, dedicados al General Moore.
Desde el mirador que se ve en las imágenes anteriores podréis ver ésta vista, mirando hacia la derecha, en primera fila veis La Solana y el Transatlántico Queen Elisabeth, en su primera visita a la ciudad.
Y ahora mirando hacia la izquierda el Castillo de San Antón.
Salimos del mirador para recrearnos un poco con la vegetación, entre ella cuenta con Olmos centenarios, arboles exóticos y autóctonos, el jardín en total mide 1.547 m2.


Una imagen del escudo de la ciudad de La Coruña en una de las papeleras del jardín.
Ahora vemos el sepulcro desde atrás y al fondo la salida…
…. Pero antes de salir definitivamente del parque nos encontramos con esto.

Una proclama del General ingles Lord Wellington, realizada en el Cuartel General de Lesaca el 4 de septiembre de 1813, tras acabar la Batalla de San Marcial el 31 de Agosto de 1813.

En ella elogiaba al 4º Ejército que tenía la dicha de mandar, por su heroicidad, y que cada soldado se merecía más que él, el mando que empuñaba, hasta que conoció a los gallegos:
"Españoles: dedicaos a imitar a los inimitables gallegos".
Se lee un poco mal por culpa de que el árbol hacia sombra por el sol, pero si le metéis un poco de zoom lo podréis leer más o menos.

En ésta otra, vemos una placa homenaje a 172 oficiales y hombres de la Armada Real Inglesa, que perdieron la vida cerca de Cabo Vilaño, (Villano),en el buque `´SERPENT´´ a 10 de noviembre de 1890.

Bueno se acabó la entrada, esperamos que no se haya hecho demasiado larga y que os haya gustado, y ya sabéis si alguna vez venís por la ciudad no dudéis en visitarlo, seguro que no os decepciona aunque como todo jardín siempre es más bonito en primavera por ver la frondosidad de los árboles.

Tanto si os ha gustado como si no dejar comentario ok?

Nos encontraremos dentro de poco.

Chao.

lunes, 9 de julio de 2012

Ciudad Jardín

Hay muchos barrios a lo largo y ancho de La Coruña, pero que sea tan bonito y tranquilo a la vez que acogedor y cerca del centro y de las playas pocos.

Y menos aun con las construcciones que a continuación os mostraremos.

Vamos a contar un poquito de su historia:

Se había planificado para esta zona de la ciudad, un gran parque público, pero fracasó, y allá por el año 1922, nació Ciudad Jardín, era un tipo de ciudad planificada en la que se combinaba el contacto con la naturaleza y las ventajas de la antigua ciudad, siempre siguiendo un trazado lógico y cerca de una arteria principal de la ciudad. Además les interesaba para que la nueva burguesía no tuviese que desplazarse a los grandes chalets de Oleiros, Cambre y Culleredo.

Su proyecto fue realizado por Eduardo Rodríguez Losada, y se construyeron varios chalets, la obra fue promovida por la Sociedad Coruñesa de Urbanización.

En el plano de aquella época, donde reflejaban construcciones hechas y futuras decía asi:
Hermosas barriada sobre la Playa de Riazor, con tranvía eléctrico, agua corriente, luz y gas: a cinco minutos del centro de la población.

Solares vendidos, edificados o en vías de construcción, desde 1922 a 30-06-1924, SETENTA Y CUATRO.

Venta de chalets y solares al contado y a plazos.

Chalets con cuarto de baño, cocina y calentador de agua y jardín desde 40.000 ptas.
La mayoría son casas unifamiliares, de dos plantas, su distribución interior gira alrededor de una escalera interior, asi la vivienda es más accesible a todas sus dependencias y pisos, tienen también un mirador saliente en la primera planta y orientado a la fachada.
En 1935, la cooperativa “DOMUS”, compró nuevos terrenos, y construyeron nuevos chalets, según el proyecto de Santiago Rey Pedreira.

En ésta foto vemos como era en el año 1921, un año antes de empezar la construcción:

Año 1923
Como está hoy en 2012.
Otras de la Avd. de la Habana, como era y como es:
Año 2012
Ésta es de 1928 de estilo Art decó una de las pocas que tenemos en La Coruña, posee protección integral.
Año 2012
Y a partir de aquí ya os vamos a poner las fotos que hicimos dándonos un paseo por este bonito barrio, supongo que muchos de nosotr@s no tendremos dinero para comprar un chalet, pues sabemos que uno que está en estos momentos a la venta cuesta 600.000€ de ahí para arriba.
Ésta acaba de ser rehabilitada hace unos meses:

Antes
Después, parece diferente porque la cogimos desde otro ángulo.

Menudo casoplon, anda que ya me gustaría a mí y a Nefer más.
Éste otro ya es demasiado moderno es uno de los que a nosotras particularmente no nos gusta.
Esta otra que coge una buena esquina, y se llama Villa Felisa, nos encanta ese aire tan tétrico que tiene por fuera, y todo por una mano de pintura, también está protegida por su estructura.
Los que ponemos es porque nos gustan, ya que por chalets no será.




Bueno si os toca, o nos toca una buena primitiva ya tenemos uno para mirar:
Otro que nos trae por la calle de la amargura, como nos gustaría entrar a fotografiar esas estancias hoy vacías, que no abandonadas pues vive gente en el, ah? Qué quién es:

Pues el Sanatorio del Socorro

Otra preciosidad, hoy es un centro especial para personas con problemas psíquicos (Aspronaga).
A continuación vamos a ver Villa Molina:

Data del año 1928 de estilo Art decó, también está protegida integralmente su estructura. Tiene dos viviendas unidas, en una de las esquinas más destacadas de Ciudad Jardín, tiene una entrada que arranca con una doble escalera que da acceso a las dos viviendas, cuentan con planta baja, primera planta y buhardilla. 
La que nosotras conocemos como la casa chocolate, también protegida su estructura.
Y otro que coge una esquina espectacular:
Y como no aquí también se producen abandonos, ya sea por herencia, crisis por lo que sea pero una verdadera pena, no se puede acceder al interior por estar completamente tapiado:


Otro abandonado parcialmente, ya que cada parte es de un heredero, la parte de atrás comunica con otro chalet, que sí está habitado:
Se acabó, os dejamos una vista aérea, para que veáis que dimensión abarca.
Hasta la próxima! Haremos una segunda entrada con casas indianas y…